JORGE ISMAEL GARCÍA CORLETO Y SU OBRA

REFLEXIÓN PEDAGÓGICA

 

REFLEXIÓN PEDAGÓGICA

 

Ismael García C.

 

Esdifícil cambiar la práctica educativa si no se analizan las concepcionesimplícitas en ella y los problemas concretos que plantea. Los docentes deben desarrollary criticar sus propias teorías y prácticas pedagógicas, reflexionar solos y en comunidadesacadémicas de maestros acerca de su ejercicio docente y de las condiciones contextualesen que ocurren sus experiencias docentes, para apoyarse y crecer mutuamente. Losdocentes deben reflexionar aun si logran buenos resultados de aprendizaje. Sedebe evaluar la relación entre procesos educativos y resultado académico, lascualidades de las prácticas pedagógicas, que mejoran con una reflexión docentepermanente, en situaciones concretas.

Eldocente debe asumir una actitud reflexiva con una apertura intelectual quepermita abordar los problemas escuchar, dialogar y reconocer los errores paraenriquecerse y crecer, responsablemente, en lo social, académico, investigativoy de relación con los estudiantes, con sinceridad, coherencia entre lo quepiensa, dice y hace, planeando y organizando las actividades de acuerdo con losfines de la educación y con las necesidades e intereses de los estudiantes,tomando conciencia de sí mismo y de su propia acción en su quehacer pedagógico.

Eldocente debe reflexionar sobre su quehacer pedagógico, procurando mejorarlo,proponiendo alternativas de enseñanza donde los estudiantes participen en ladinámica académica y se interesen en aprender.

Laeducación es el fin de la enseñanza, por lo que la reflexión es ética yfilosófica. Filosóficamente la reflexión interpreta los valores aplicables a ladocencia. La reflexión sobre los medios va unida a la reflexión sobre los fines. Sila reflexión se limita al razonamiento instrumental, no permite reflexionar sobrelos valores, ni una reflexión ética sobre las prácticas sociales.

Elpropósito de la “investigación-acción” en educación, consiste en mejorar lapráctica de los docentes que quieran innovar, posibilita perfeccionar lapráctica pedagógica, pues permite el desarrollo de las capacidades dediscriminación y de juicio del docente en situaciones humanas concretas ycomplejas. También explicita el juicio profesional respecto al curso correctode acción en condiciones concretas, complejas y problemáticas. Lainvestigación-acción pone la teoría al servicio del mejoramiento de lasprácticas.

Lainvestigación- acción integra enseñanza y desarrollo del docente, delcurrículum y la evaluación, investigación y reflexión filosófica en unaconcepción unificada de práctica reflexiva educativa, la cual rechaza ladivisión del trabajo en tareas especializadas y organizadas jerárquicamente, yla imposición de expertos especialistas externos, por lo que refuerza a losdocentes del centro, quienes permanentemente construyen y reconstruyen significadosen la reflexión pedagógica del colectivo como un proceso social, donde el poderpara hacer cambios trasciende la capacidad del individuo. El sistema educativoha desdeñado la formación humanista y privilegia lo técnico. Si el docente no cuestionasu propio quehacer y no re significa su práctica continúa en una educación queinstruye pero que no forma, y él quedaría limitado a ser un técnico sin un rolprofesional creativo e innovador.  

Elespacio educativo comprende una red de relaciones entre docentes, padres yalumnos. No siempre habrá concordancias, pues los discursos y las prácticaspedagógicas no están unificados solo alrededor de intereses académicos, abarcanmuchas propuestas separadas, en algunos casos coincidentes con los programashegemónicos del Estado.  

Lapropuesta pedagógica de Freire, está encaminada a la necesidad de unaconcienciación del sujeto, quien se reconoce en un espacio y un tiempohistórico, no se adapta pasivamente a la realidad  y procura su transformación.  El hombre objeto debe volverse un sujeto quedinamiza su praxis, que cuestiona y critica a partir de un proyecto  que va desde la acción individual y social.

Deberespetarse al estudiante y a sus conocimientos previos, considerando el nivel ypertinencia de sus aportes en la clase. La visión integradora admite lacontradicción, que el ser humano al transformar el mundo se transforma a símismo y que el todo es más que la suma de sus partes.

Lasociología durkheniana del siglo XIX, planteaba la necesidad de que laeducación orientara la socialización de los individuos con el fin de adaptarlosa la sociedad. Siguiendo esta tradición hay una práctica educativa que suprimela contradicción para evitar el conflicto, así el sistema educativo pretendehomogeneizar las diversas manifestaciones culturales sometidas a la visiónhegemónica de las clases dominantes, en el estado-nación.

Sinembargo, no existe una sociedad totalmente armónica, sin conflictos, por lo quea la sociedad le conviene permitir que las personas puedan manifestarse, sintemer su eliminación por ser oposición. La escuela legitima el statu quo,  naturaliza las hegemonías, conserva ladicotomía centro-periferia, y sigue un currículo impuesto por el Estado, ligadoa un modo determinado de producción aliado con el sistema político, por lo cualno es transformadora y trata de que el individuo se adapte al sistema, sinautonomía ni criticidad.

Elaula de clase es un espacio complejo, donde se lleva un plan y un temadeterminado. El  ámbito escolar requierede un currículo flexible y un docente reflexivo ante los consensos y disensos,y que no cierre el horizonte de sentido. Las dudas y las preguntas amplían elhorizonte de sentido, emergen nuevas posibilidades de interpretación,entendimiento y comprensión de la realidad. 

Cadalibro o discurso, es pieza de un rizoma con diferentes conexiones con larealidad lo cual exige superar las lecturas tradicionales. Frente a laincertidumbre los análisis tradicionales no bastan y debe aprovecharse la participaciónde la clase y del colectivo docente, para hacer nuevas propuestas, generándoseun efecto filosófico cognitivo rizomático, que permite vislumbrar muchoshorizontes de sentido, es decir, construir desde una perspectiva sistémica nojerarquizante los hechos y fenómenos.

Eldocente debe orientar al estudiante a que asuma su responsabilidad social y sucompromiso social con el país, en una participación transformadora, cuestionandoy criticando las concepciones implícitas y, a la vez, debe desarrollar su identidadcultural. Se trata de que el alumnado aprenda a ser, vivir y asumir la adultezy la ciudadanía en una democracia participativa e inclusiva.

 

Fuentesbibliográficas:

 

Elliott, John. La investigaciónAcción en educación. Editorial Morata S.A. Madrid,  España 1990.

Freire,Paulo. La Educación Como  Práctica de laLibertad. Siglo veintiuno Editores. México. 1987.

 

Santa Ana, El Salvador, 16 deagosto de 2013.

……………………

JorgeIsmael García Corleto es escritor, director del Grupo de Actuación Teatral deOccidente (GATO), licenciado en Psicología, y en Educación y master enEducación Superior; trabaja en la docencia en el Centro Escolar INSA y en laFacultad Multidisciplinaria de Occidente de la Universidad de El Salvador, enSanta Ana.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: